El Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) informa que la mañana de este lunes 17 de junio dos escuelas, una del nivel Primaria y una Secundaria, ambas del municipio de Cuautla, recibieron una llamada telefónica en donde se reportaba la supuesta existencia de un artefacto explosivo al interior de las instalaciones educativas.

Ante esto, de manera inmediata las autoridades escolares, en conjunto con los Consejos de Participación Social en la Escuela Primaria “Narciso Mendoza” y de la Secundaria Técnica número 40, activaron los protocolos de evacuación para dirigir a las y los adolescentes, así como al personal docente y administrativo a una zona segura para su resguardo.

Cabe mencionar que ambos inmuebles brindaron las facilidades para que madres y padres de familia pudieran acudir por las y los alumnos del turno matutino, en tanto las autoridades correspondientes realizaban las labores de revisión del lugar, a fin de descartar algún riesgo para la población.

En el caso de la Primaria “Narciso Mendoza”, ésta no cuenta con turno vespertino, mientras que la Técnica 40, la suspensión de actividades se autorizó, asimismo para el turno vespertino.

Luego de la revisión en ambas escuelas y confirmar que se trató de una falsa alarma, se prevé el desarrollo de las actividades académicas y administrativas con normalidad para el día martes 18 de junio.

Por su parte, la Coordinación Estatal de Protección Civil Morelos (CEPCM) explicó que, derivado de este incidente, se mantuvo una comunicación y monitoreo con protección civil y bomberos de la demarcación, quienes llevaron a cabo los protocolos de actuación correspondientes en conjunto con la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), Secretaría de Marina (Semar) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De igual forma, se recuerda que el uso irresponsable de las líneas de emergencia, se puede derivar en un delito, esto dispuesto en los Artículos 5 fracción XII, 10 Fracción V, VI, VII y 36, del Reglamento Interior de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, donde se impondrá de tres meses a dos años de prisión y multa de 10 a 100 días de salario mínimo, a quién de forma dolosa realicen bromas, insultos o amenazas.

Por Redaccion

Salir de la versión móvil